• ¿Conectamos?
  • img
¿Cuándo debo cambiar la página web de mi empresa?

Sé que entro en un terreno resbaladizo, porque hablar de diseño web es hablar también de muy diversas opiniones en cuanto a gustos estéticos y hablar de empresas es hablar de muy diferentes personalidades que quieren reflejar su saber hacer a través de un diseño web. Intentaré basarme en argumentos como mi experiencia como consultora web en XTRARED, así como todas las opiniones y resultados obtenidos de la observación y análisis de muchas empresas que han confiado o no en nuestra agencia para poder aclarar algunas causas que deberían llevarte a pensar que es el momento de cambiar tu página web.

¿Te gusta esta página? ¿Encontrarías lo que buscas?

Captura de pantalla 2014-08-21 16.38.34

¿Ves la diferencia con esta otra página?

GM TECHNOLOGY

Como consultora web la primera pregunta que hago a un cliente es la siguiente: ¿por qué quieres cambiar la página web? y sinceramente, muchas veces se quiere cambiar, pero no se sabe las razones, más bien, fueron otras personas las que le animaron a dar ese paso. En este sentido, es fundamental la siguiente pregunta: ¿no cumple tu web actual el objetivo que te marcaste al tener dicha web? y aquí está la madre de todos los corderos, porque el hecho de que una empresa o profesional pueda cambiar de página web en muy poco tiempo es porque desde el principio no se marcó el objetivo que debía conseguir a través de la misma. En este sentido, si nos planteamos vender como objetivo principal, crearemos una tienda online, si nuestro objetivo es de promoción y difusión de nuestra imagen corporativa, nos decantaremos por una web corporativa, si nuestro objetivo es compartir conocimientos  y demostrar lo que sabemos dentro de nuestro ámbito de trabajo, diseñaremos un blog y si además queremos estar comunicados y permitir que nuestros clientes conversen con nosotros, crearemos nuestros espacios en las redes sociales y los accesos a estas redes (los iconos sociales) no faltarán y estarán bien destacados en nuestra página web corporativa.

Te planteo este pequeño diagnosis, con el lenguaje menos técnico posible,  para que compruebes si actualmente deberías cambiar o sólo actualizar tu página web:

  1. Objetivos: ¿Cumple con el objetivo marcado? Por ejemplo: si quieres vender, ¿tu tienda funciona? ¿puede el usuario realizar una compra satisfactoriamente?
  2. Posicionamiento:¿Tu página está preparada para ser indexada por buscadores y por tanto que te encuentren los usuarios que buscan lo que tú ofreces?  (para conseguirlo es necesario que tu páginaestá desarrollada mediante lenguaje HTML bajo un sistema CMS como Joomla, Drupal, WordPress…).
  3. Adaptabilidad: ¿Está preparada para ser vista y poder navegar por ella a través de cualquier dispositivo móvil? Es decir,  si se ha partido de un diseño web adaptable o responsive lo que va a permitir que la web se adapte a cualquier dispositivo, resolución o pantalla y mejorar así la experiencia dle usuario.
  4. Usabilidad: ¿es una web clara, navegable que no hace que el usuario pierda su tiempo para encontrar de una forma rápida la información que buscaba? Como decía Steve Krug, uno de los padres de la usabilidad web “No hagas pensar al usuario”, no tiene tiempo para perderse entre pantallas que no le acercan a su objetivo.
  5. Diseño: parece difícil pero es primordial diseñar pensando en el usuario de la web y no en los gustos del diseñador o del responsable del proyecto en la empresa. Sólo si pensamos en lo que espera el usuario conseguiremos un resultado de calidad y por tanto que el usuario permanezca el mayor tiempo posible durante su visita. Apostemos por una imagen clara, sencilla que no sature la visión de nuestro usuario, sino todo lo contrario que lo atraiga.
  6. Contenido: es muy importante que la información sea original y de calidad, que se corresponda con la información que esperaba encontrar el usuario cuando buscaba tu página web. Así mismo, debe estar bien redactada, ¿alguien pensaba que por ser el texto de una página web no tiene que respetar a las llamadas “tildes” tan necesarias para poder pronunciar muchas de las palabras de nuestro vocabulario? Escibamos además para que nos entienda el usuario y por ello no usemos el lenguaje técnico que sólo nuestros colegas de profesión podrían comprender.
  7. Redes Sociales: la posibilidad de escuchar y sobre todo conversas con nuestros potenciales clientes y los que ya lo son vienen de la mano de las redes sociales. Si como empresa disponemos de una presencia profesional en ellas no pueden faltar los iconos de acceso a las redes sociales en nuestra web
  8. Reputación corporativa:  una web puede perjudicar en muchas ocasiones a una empresa cuando no se ha cuidado su desarrollo y diseño. En este sentido, la imagen que ofrecemos a través de la web debe corresponderse con la imagen que nuestra empresa ofrece, no puede restar ni en profesionalidad ni en calidad. Y en este sentido debemos ofrecer la seriedad y confianza necesarias para el usuario.
  9. Comunicación: no podemos hablar de una página web que no sea 2.0 y en este sentido tenemos que dar la posibilidad al usuario de que contacta y comente nuestras publicaciones ¿está preparada nuestra web?
  10. La Diferencia: entramos ya en terreno de comparación con la competencia: ¿qué extras por así decirlo ofrecemos al usuario? ¿ofrecemos en nuestra web un blog donde profundizamos en temas de su interés?; ¿ofrecemos recursos, aplicaciones…? todo va a depender de la estrategia y objetivos marcados.

Para terminar me gustaría dar un paso más allá y ponerme en el caso de la empresa a la que su “informático” o asesor en esta materia le recomienda cambiar de página web (que por supuesto el podría desarrollar de una forma profesional y rápida): pídele que te enseñe un informe en el que te demuestre por qué tu página web no cumple con los estándares necesarios para que cumpla con los objetivos que te has marcado. Actúa siempre desde la evaluación y la planificación de conseguir los mejores resultados.

 

¿lo compartimos?:
Sobre el autor
Sandra Jiménez Solís

No hay comentarios!

Deja un comentario